Buscamos a Dios

 



 

 

 

"Si de veras busca a Dios..."

Regla Benedictina, 58

 

- Buscamos a Dios atraídas por su Misterio revelado en Jesús.

- Dios es la razón de nuestra vida, la pasión de nuestro corazón, la alegría de la comunidad.

- Sólo desde Él se explica nuestra vocación y nuestra vida contemplativa.

- Lo buscamos con ardor y humildad,  como mujeres seducidas por su Amor.

- Lo buscamos en los gozos y en las penas, en la luz y la oscuridad de la fe.