La llamada del Cristo de Benaver

Ven a ver, en Palacios, a su Cristo.

Basta con acercarte a Benaver.

Es aquí donde puedes conocer

alguna cosa que jamás has visto.

 

 

Un Cristo que está vivo y está muerto,

que cuelga, majestuoso, de su cruz,

que te mira a los ojos con su luz,

con la luz de sus ojos, tan abiertos.

 

 

Cuéntale tus afanes y tus cuitas

que para oírte está crucificado.

Verás que te compensa esta visita.

 

Entenderás su voz y su recado:"

la llamada del Dios muerto de amor"

que para amar vive resucitado.

 

- Joaquín L. Ortega -