Grupo Lectura Evangelio

 

GRUPO DE LECTURA ORANTE DEL EVANGELIO


luz3  Desde los mismos inicios del monacato la lectura orante de la Palabra ha ocupado un lugar central en nuestra vida benedictina. A través de nuestra hospedería muchos creyentes nos han manifestado la necesidad de tener un encuentro más personal con Dios (de conocer más a Dios) y por ello nos han pedido la posibilidad de ofrecerles momentos y espacios en el monasterio para la lectura y profundización de la Palabra.

            Así nació hace dos años el “grupo de lectura orante del Evangelio” donde laicos fundamentalmente y una representación de nuestra comunidad nos reunimos de forma periódica para vivir juntos una experiencia de oración personal y grupal de Jesús, donde intentamos ahondar con sencillez en su Evangelio.     lectura

            Desde entonces vamos haciendo juntos un camino cuyo único objetivo es que la Palabra de Jesús vaya penetrando en nosotros y que su Espíritu vaya transformando nuestro corazón y nuestras vidas. Este proceso de conversión nos obliga continuamente a confrontar nuestra vida con la suya, nuestro proyecto con el suyo, nuestros ideales con los suyos...     

            De esta manera nace, como consecuencia, nuestro compromiso concreto personal y grupal que intentamos llevar a nuestra vida para contribuir a la construcción del Reino de Dios.

 

* CARTA A DIOS DEL GRUPO

* CARTA DE DIOS AL GRUPO

 



 

 

ORACIÓN PERSONAL

 

dJesús, la verdad, seguirte así como Tu quieres es apasionante y Tu sabes que yo soy apasionada. Por eso me gusta tanto estar a Tu lado.

Pero es difícil estar en esta sociedad en la que nos han enseñado la cultura del bienestar, del ocio y del supermercado, es duro y difícil, ¿no nos ves?, cómo andamos todos con prisas con un estrés que parece que no llegamos a nada y sobre

todo a nadie.

Y vas Tú y nos dices: “No, deja todo, no mires atrás y sígueme”….Mira de verdad, porque Tú lo hiciste primero y me consta que si me lo pides es porque  lo puedo llegar a hacer, que si no….

Creería que estás un poco pirado. Una locura de amor es la Tuya ¿sabes?....y por  eso te quiero tanto  ¡Amigo mío!


 

 


grupo-2El sábado, 28 de mayo de 2011, nos reunimos nuestro grupo de oración para clausurar el tercer año de lectura orante del Evangelio. Lo hicimos celebrando una entrañable Eucaristía, seguida de una comida fraterna en la hospedería del monasterio de Palacios de Benaver, por último, tuvimos una reunión para hacer una evaluación conjunta del curso.

El grupo para nosotros está siendo “una escuela” que nos enseña a seguir a Jesús. Queremos vivir lo que él vivió; creer en lo que él creyó; dar importancia a lo que él daba; tratar a las personas como él las trataba; mirar a la gente como él la miraba; confiar en el Padre como confiaba él. Intentamos vivir de alguna manera aquella experiencia que vivieron los primeros discípulos y discípulas que le siguieron más de cerca.

Como cada año, vimos la necesidad de hacer una seria reflexión y autocrítica sobre nuestra andadura de este año en  nuestro preciado grupo de oración integrada en la vida, en todas nuestras vidas, en el gran abanico plural y diverso que formamos; tan plural y tan diverso que es un enriquecimiento continuo.

Como todo grupo y toda convivencia hay luces y sombras que debemos  serenamente contemplar para mejorar. Bien, pues estas son nuestras conclusiones.

 

Luces o aspectos positivos:

 

* El crecimiento en la fe y en lo humano nos mantiene en búsqueda continua de ese Jesús que tanto amamos.

* La lectura y confrontación del evangelio nos ayuda a tener una actitud crítica positiva que nos encamina a una profundización y a una mayor conversión personal y de grupo.

* La sola presencia de las personas es tremendamente importante porque el saber escuchar es tan importante como el aportar ideas.

* La libertad de expresión que tenemos es un gran tesoro y un gran desahogo que nos hace sentirnos como en casa.

* El contrastar la vida monástica con la laica es increíblemente interesante y complementario. Es un tesoro muy escondido que merece la pena descubrir en nuestro tiempo.

Los temas tratados de pasajes del evangelio, con su acercamiento al texto, la conversión personal, el compromiso en el proyecto de Jesús y el rato de oración son para todos un buen itinerario que nos hace madurar como personas “completas” que somos.

 

Sombras o aspectos a mejorar:

 

* Cuidar la forma de expresión ya que sin querer se puede herir al otro que piensa o tiene una sensibilidad diferente.

* La falta de tiempo por querer profundizar en algunas preguntas, ha hecho que otras se quedaran sin atender.

* Sentimos la necesidad de cuidar más la oración como momento privilegiado para interiorizar lo reflexionado. Hemos constatado que, como es el momento final, en alguna ocasión se ha quedado demasiado reducida; incluso alguna vez, no se ha llegado a hacer.

* Debemos cuidar más la moderación. Que haya más personas que moderen, y que las que lo hagan, controlen mejor los tiempos para cada parte.

* Insistir más en el Compromiso ya que este grupo no es un grupo “estufa”, sino que ha de servirnos para llevar a nuestros entornos nuestro fuego, nuestro calor de lo aprendido.

* Cuidar siempre el respeto hacia todos los miembros del grupo y nunca forzar ninguna situación personal.

Estando todos de acuerdo con seguir con ánimo para el curso que viene, fijamos ya la fecha para el día tres de Septiembre. Aunque para que no sea tan larga la espera, hemos decidido juntarnos “porque sí” para comer un día juntos. Este día será si Dios quiere, el día 20 de Agosto para compartir sencillamente un Buen Rato.

Hasta pronto.