to2019

Domingo XIX - A

domingo 19Mateo 14, 22-23

Después de la multiplicación de los panes y los peces, Jesús despide a sus discípulos, les manda que vayan en barca a la otra orilla, y sube al monte de Galilea a hablar con su Padre en el silencio de la noche, Mateo relata sólo dos ocasiones en las que Jesús se retira a solas para orar en soledad: tras la multiplicación de los panes – que vemos hoy – y en el huerto de Getsemaní.

Los discípulos obedecen y se adentran en el mar. Mateo resalta las condiciones adversas que les amenazan: están solos, sin la presencia de Jesús, lejos de la orilla, la barca sacudida por las olas, con el viento contrario. Además, ha anochecido y las tinieblas lo envuelven todo. No es de extrañar que ante ese panorama los discípulos no sientan miedo y angustia.

Seguir leyendo

Domingo XVIII - A

domingo XVIIIMateo 14, 13-21

El evangelio de hoy se centra en el relato de Mateo sobre la multiplicación de los panes y de los peces. Destacan dos aspectos fundamentales: la compasión de Jesús y la llamada a la solidaridad como signo del Reino. Jesús al recibir la noticia del asesinato de Juan Bautista, se retira a un lugar solitario, marcha solo en una barca. Los poderosos persiguen a los profetas y a los que con su vida denuncian su manera de actuar; en cambio, la gente sencilla busca a Jesús, aunque para encontrarle tenga que hacer una larga caminata.

Seguir leyendo

Domingo XVII - A

domingo 17Mateo 13, 44-52

En el relato evangélico de hoy, Jesús continúa hablando a la gente sencilla en parábolas y revelando así los secretos del Reino. Hoy se nos ofrecen tres parábolas con la misma finalidad; las tres insisten en el gran valor del Reino de Dios; tanto que, al encontrarse con él, merece la pena dejar todo.

1ª Jesús compara el Reino a un el tesoro escondido en el campo. Un hombre encuentra un tesoro en el campo. Lo encuentra por casualidad. No sabía que lo encontraría. Lo encuentra y se alegra y acoge con gratitud lo imprevisto.

Seguir leyendo

Domingo XVI - A

domingo 16Mateo 13, 24-43

Por lo general, tendemos a buscar a Dios en lo espectacular y prodigioso, no en lo pequeño e insignificante. Por eso les resultaba difícil a los galileos creer a Jesús cuando les decía que Dios estaba ya actuando en el mundo. ¿Dónde se podía sentir su poder? ¿Dónde estaban las «señales extraordinarias» de las que hablaban los escritores apocalípticos? Jesús tuvo que enseñarles a captar la presencia salvadora de Dios de otra manera. Les descubrió su gran convicción: la vida es más que lo que se ve. Mientras vamos viviendo de manera distraída sin captar nada especial, algo misterioso está sucediendo en el interior de la vida.

Seguir leyendo

Domingo XV - A

sembradorMateo 13, 1-23

Hoy la liturgia nos presenta la parábola del sembrador. Esta parábola pertenece a los comienzos de la predicación de Jesús. Contando esta historia, Jesús manifiesta su ilimitada confianza en Dios, que, a pesar de todas las pérdidas y dificultades habituales en la siembra, dará al final al sembrador una abundante cosecha Jesús sale de casa y se sienta sobre la orilla del mar, la gente acude a él deseosa de escuchar su palabra. Jesús les habla de muchas cosas en parábolas. El objetivo de las parábolas es ayudarnos a entender la realidad del Reino de Dios, ese obrar silencioso y eficaz de Dios en medios de nosotros.

Seguir leyendo