Los sueños, ¿sueños son?

06 molinos“¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son”.
Pedro Calderón de la Barca

Ando estos días dando vueltas a mi mente porque, sin querer ofender ni menospreciar la belleza que encierran los inmortales versos de nuestro gran Calderón de la Barca en su obra “La vida es sueño”, no termino de estar del todo de acuerdo en los versos finales del monólogo de Segismundo en su Acto II, escena 19. Y por eso es que mi mente anda inquieta dando vueltas y al final me pregunto, los sueños ¿sueños son?

Seguir leyendo

Las hojas no se caen, se sueltan

09 hojasSiempre me ha parecido espectacular la caída de una hoja. Ahora, sin embargo, me doy cuenta que ninguna hoja “se cae” sino que llegado el escenario del otoño inicia la danza maravillosa del soltarse.
Cada hoja que se suelta es una invitación a nuestra predisposición al desprendimiento.
Las hojas no caen, se desprenden en un gesto supremo de generosidad y profundo de sabiduría:
la hoja que no se aferra a la rama y se lanza al vacío del aire sabe del latido profundo de una vida que está siempre en movimiento
y en actitud de renovación.

Seguir leyendo

Tarde del Jueves Santo

12 jueves santo 2015 1
Esta mañana renové mi compromiso de fidelidad al seguimiento de Jesús pobre, obediente, casto.
Y lo hacía con la gracia del sacramento de la reconciliación. Y desde momento he vivido el día con esa conciencia de gracia y bendición que ha derramado Jesús sobre mí. Y me he sentido bien, me he sentido renovada y agradecida por ese regalo del acercamiento a Jesús mediante este sacramento.

Seguir leyendo

Lo mejor de mi vida

11 cielo barcoLo mejor de mi vida, haberte conocido.
Mi alegría más permanente, tu amor.
Mi miedo más interior, perderte.
Mi gozo más desbordante, tu corazón.
La palabra más verdadera, gracias.
La inquietud más auténtica, merece la pena.
El camino más feliz, mi encuentro contigo.
Es verdad, lo mejor que hay en mi vida,
es haberte conocido.

Lo que nunca cambiaría, tu honra.
Lo que más valoro en Ti, tu inmensa bondad.
Aquello que me preocupa, no abrirte las manos.
Aquello que me desborda, tu misericordia.
Lo que nunca me cansa, estar contigo.
Lo que más valoro, tu sinceridad.
Aquello que me fascina, tu sencillez.
Lo que no comprendo, tu humildad.
Es verdad, lo mejor que hay en mi vida,
es haberte conocido.

GRACIAS JESÚS
(tomado de “enredadioscyc”)

Una noche en el hospital

14 noche hospital 1No estoy acostumbrada a contemplar la ciudad de noche. Pero hoy es una noche distinta. Estoy en la ciudad. Es la una de la madrugada y no consigo abrirle la puerta al sueño. Aprovecho y desde la planta 6ª del hospital contemplo esa luminosidad fuerte, brillantes, que a pesar de ser artificial, no deja de ser impresionante recorriendo calles, avenidas, plazas, rotondas… son luces que indican que, a pesar de la noche, están ahí como señal de compañía y custodia de quienes duermen a la espera de un nuevo día con sus alegrías y penas, fracasos y éxitos, preocupaciones y bendiciones… Y desde mi sillón, al igual que me deleito con tanta luz, compañera de quienes no pueden estar en sus casas, contemplo al mismo tiempo el sueño tranquilo de una hermana mayor que ha tenido que salir del monasterio y ponerse en manos de los profesionales de la salud, y velo por ella.

Seguir leyendo