to2019

Domingo de Ramos - A

domingo de ramosLa cara y la cruz de Jesús. No es fácil situarnos ante la Pasión de Jesús. Junto con el dolor y la indignación, nos surgen preguntas. No hay palabras que justifiquen esta condena a aquel «que pasó haciendo el bien». El mensaje y las acciones de Jesús habían quedado ensombrecidas por la muerte en la cruz, reservada para los peores delincuentes. Sin embargo, Jesús ya había advertido a los suyos que, en Jerusalén, tendría problemas. Allí vive la cara y la cruz de la vida cuando, a la entrada, es aplaudido como un rey y, poco después, abucheado y ajusticiado como un criminal.

Seguir leyendo

Semana Santa 2020

semana santa 2020Hoy comienza la Semana Santa...

En estos días pondremos nuestra mirada en Jesús que vuelve a cargar con la cruz. Aclamado y condenado. Muerto y resucitado.

Hoy, como ayer, nuestro mundo sigue atravesado por senderos de cruz. Los conocemos y nos duelen. La pandemia del coronavirus que tanto sufrimiento está originando a nivel mundial. El hambre en grandes regiones del planeta. La violencia entre países y entre personas. El dolor y la enfermedad. La soledad de ancianos y niños. El desempleo, la marginación y la exclusión. Auténticos y dolorosos caminos de cruz, «vía crucis» injustos, pero, al mismo tiempo, consentidos. Nos duele comprobar que la cruz existe hoy. Nos duele padecer la cruz.

Seguir leyendo

Domingo V - A

domingo 5Juan 11,1-45

Avanzada la Cuaresma nos encontramos ya en el quinto domingo. En los anteriores y en este mismo se nos pone de manifiesto la identidad de Jesús, identidad que se va abriendo bellamente a través de los siete signos: como “Agua Viva”; como “Luz para el Ciego”; como “Salud para el paralítico” y hoy en el episodio de Lázaro se revelará como “Vida Eterna”.

Hoy nos toca reflexionar este signo: la resurrección y la vida tan ampliamente detallado en el episodio de la resurrección de Lázaro.

Seguir leyendo

Domingo IV - Cuaresma

domingo 4Juan 9, 1-41

Al pasar, vio Jesús a un hombre ciego de nacimiento. Un ciego no ve, pero está, en la calle, a la vista de todos; grita, extiende la mano, pide limosna. Jesús lo ve, se acerca a él con compasión y ternura, inicia un diálogo liberador. Se niega a aceptar la opinión generalizada de que está así por su culpa. En este ciego estamos representados todos, nosotras también que, a veces estamos ciegas, no sabemos o no queremos ver. Pero Jesús es la luz del mundo que viene a iluminar las tinieblas de nuestro corazón. Por eso, el Señor nos sale hoy al encuentro y nos anima a vivir en la luz con los ojos y el corazón bien abiertos para que nuestros actos sean pequeños reflejos de Su luz.

Seguir leyendo

Domingo III - Cuaresma

domingo 3Juan 4, 5-42

Hoy la liturgia nos presenta un texto muy bello. Uno de los diálogos más largos y profundos del evangelio donde Jesús se revela progresivamente a una mujer en la narración y a cada una de nosotras. Jesús está esperándonos, con hambre de encuentro, con sed de amor. Pero Jesús sabe esperar. Él es manantial de amor en el pozo de nuestra interioridad. ¿Cómo cruzar el umbral que nos separa de él y de nosotras mismas? Como a la mujer samaritana, sólo una sed honda, a menudo desconocida, nos alumbra; y un cansancio, que sólo se cura con el amor, nos ayuda a descubrir la presencia del Amado.

Llega una mujer de Samaría a sacar agua, y Jesús le dice: “Dame de beber”. Jesús no pierde el tiempo. Inmediatamente provoca un diálogo sereno y profundo con una mujer samaritana rompiendo barreras de separación religiosa. Todo se desarrolla entre un hombre y una mujer con distintos tipos de sed en un momento en el que el sol abrasa.

Seguir leyendo